BLOG

  • PADULUCE

Fentanilo: una droga 50 veces más potente que la heroína


¿Qué es el fentanilo?


El fentanilo es un derivado sintético del opio descubierto en 1960. Mucho más potente que otros opioides, el fentanilo es 100 veces más fuerte que la morfina y unas 50 veces superior a la heroína.


En la práctica clínica, el fentanilo se utiliza para mitigar el dolor. Como norma general, se utiliza en oncología para mitigar los dolores irruptivos (súbitos, intensos y cortos) asociados a los procesos cancerosos. Por su potencia y rapidez de actuación en el organismo, es uno de los medicamentos que ha sido declarado "esencial" por la OMS. Normalmente se consume de forma sublingual en pequeñas pastillas, aunque también puede administrarse de forma dérmica (en parches) y por la vía intravenosa. El consumo de fentanilo debe realizarse bajo estricto control médico, ya que puede provocar náuseas, fiebre, pérdida de memoria, alucinaciones, alteraciones en el ritmo cardiaco, parada respiratoria y muerte.

Como todos los opioides, el fentanilo produce adicción, genera tolerancia y dejar de consumirlo produce síndrome de abstinencia.


El fentanilo también se utiliza para potenciar otras drogas en el mercado ilegal.


En las últimas décadas, la presencia del fentanilo en el circuito ilegal de drogas se ha convertido en un problema grave.

Utilizado como sustancia de corte de heroína, cocaína o metanfetamina, el fentanilo potencia los efectos de estas drogas. Además, en muchas ocasiones los consumidores no saben que están tomando fentanilo y, en consecuencia, pueden tomar la misma cantidad a la que están habituados sin saber que la presencia del fentanilo en la composición incrementa exponencialmente los riesgos de sufrir sobredosis y muerte.

Al ser de origen sintético, el fentanilo se produce en laboratorios que pueden estar ubicados en cualquier lugar del planeta. Es barato de producir y, al ser más compacto, es fácil de transportar. Reporta, por lo tanto, más beneficios y menos riesgos a los narcotraficantes que otras drogas convencionales.

La modificación de la molécula del fentanilo ha dado lugar a toda una serie de opioides sintéticos, y la lista no deja de crecer. Estas drogas, que se sitúan dentro de las llamadas NPS (Nuevas Drogas Psicoactivas), como el alfentanilo y el carfentanilo, este último incluso más potente que el fentanilo y 10.000 más que la morfina) han creado una auténtica emergencia sanitaria. En 2022, 24 personas murieron en Argentina por una misma partida de cocaína que había sido ínfimamente adulterada con carfentanilo. Y es que la potencia de esta droga es tal que existe riesgo de envenenamiento si se toca esta sustancia en estado puro sin guantes ni gafas protectoras.


El fentanilo en EE.UU: una epidemia.


En las últimas décadas las prescripciones de opioides en EEUU alcanzaron cifras muy elevadas, ya que se recetaba para dolores de todo tipo sin considerar que estos fármacos crean adicción. Incluso en las farmacias era fácil de comprar: tres de las más importantes cadenas de farmacias del país (Walmart, Walgreens y CVS Pharmacy) deberán pagar una suma de 650,6 millones de dólares (unos 639,3 millones de euros) a dos condados de Ohio para abordar el daño causado por la epidemia de los opioides, tal y como dictaminó un juez federal.


Asimismo, en julio de 2021 cuatro grandes compañías farmacéuticas (Johnson & Johnson, McKesson, Cardinal Health y Amerisource Bergen) acordaron pagar 26.000 millones de dólares a modo de compensación por su papel en la crisis de los opioides. La fiscal general del Estado de Nueva York declaró en un comunicado que estas compañías no sólo prendieron la mecha del problema, sino que alimentaron el fuego de las adicciones a los opioides durante más de dos décadas en su propio beneficio.

La epidemia de opiáceos en Estados Unidos ha causado más de 500.000 muertes por sobredosis durante las dos últimas décadas, según datos del Gobierno. Las cifras no es sólo superior a las muertes producidas por la metanfetamina, la cocaína, los derivados del opio naturales (morfina) y semisintéticos (heroína) y otras drogas, sino que las muertes por sobredosis de opioides sintéticos superaron en 2021 a las ocurridas por accidentes de tráfico y a las debidas a la acción de un arma de fuego.


Famosos fallecidos en EE.UU de sobredosis de fentanilo.


Teniendo en cuenta que en Estados Unidos mueren unas 195 personas al día por culpa del fentanilo y otras sustancias similares, no es de extrañar que esta droga haya acabado también con la vida de personalidades públicas del mundo de la cultura. Entre otros, han muerto por sobredosis de fentanilo (mezclado en la mayoría de casos con otras drogas) músicos como Prince (2016), Lil Peep (2017) o Mac Miller (2018) y actores como Michael K. William (2021) o Logan Williams (2020), este último a los 16 años de edad.


El caso de España


La situación en España dista de ser igual de preocupante que la existente en suelo norteamericano. En primer lugar, las cifras son incomparables: para 2019 murieron en España 920 personas por sobredosis, entre las cuales 483 habían consumido opioides (19 fentanilo). Esta abismal diferencia se debe una variopinta serie de cuestiones: el hecho de que en España prime la sanidad pública sobre la privada y exista un fuerte control burocrático de la expedición de recetas, la prohibición de publicitar esta clase de fármacos en los medios, los mayores requisitos exigidos para acceder a ellos... y, aunque esto puede estar cambiando en el presente, la menor difusión del fentanilo como sustancia de corte en el mercado ilegal.


Sin embargo, el Informe Anual de 2019 elaborado por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes afirma que España es el cuarto país con mayor consumo de fentanilo de la OCDE. Es decir, solo nos supera en número de consumidores EEUU, Alemania y Reino Unido. De igual modo, se confirma que España es el octavo país del mundo en consumo de opioides, mientras que el número de recetas expedidas según la Agencia Española del Medicamento se ha incrementado un 80% desde 2010.

Aunque según los especialistas en España no tendremos una crisis de opiáceos similar a la de EEUU, la irrupción del fentanilo como corte de otras drogas en el mercado ilegal es muy preocupante. España batió su récord de muertes por sobredosis durante la pandemia y aunque aún no existen datos y estadísticas concretos sobre los casos debidos al fentanilo, no hay duda de que los resultados serán alarmantes.



Si tienes problemas con el fentanilo u otros opioides, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo.



Fentanilo
El fentanilo es una droga que preocupa especialmente a las autoridades sanitarias en la actualidad.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo